CÓMO BAJAR EL GASTO DE TU FACTURA DE LA LUZ

¿Sabías que 9 de cada 10 personas pueden bajar su consumo de luz?

Sólo intento que entiendas lo que no te explican las compañías Eléctricas y que sean ellos los únicos que ganan. Mi aporte es ayudarte a entender el macabro sistema y mostrarte cómo puedes cambiar el modelo y transformarlo en algo beneficioso para ti porque puedes ahorrar y saber lo que pagas y por qué lo pagas.

DISTINTOS TIPOS DE MERCADOS

Mercado REGULADO

Esta es la tarifa PVPC (Precio Voluntario Pequeño Consumidor, antes TUR, Tarifa Último Recurso), con un precio que cambia hora a hora y día a día según el equilibrio oferta-demanda entre quienes producen energía (la compañía generadora) y quienes la venden al consumidor (la comercializadora).
Si tienes contador Digital (Permite Telegestión), se aplicará a tu factura el consumo de energía según si consumes más en las horas caras y bajará si concentras tu gasto en las horas baratas. Si tienes contador Analógico (Contador Clásico), se te aplicará una tarifa que resultará de una media del mes.

La tarifa PVPC pueden solicitarla todos los consumidores con una potencia contratada que no supere los 10 kW

Mercado LIBRE

El precio lo fija la empresa, que lo publicita y lo pone en el contrato.

Tienes la tranquilidad de saber cuánto te va a costar cada kW que consumas. A diferencia del mercado regulado, ese va a ser el precio, sople más o menos viento, llueva más o menos, haga frío o calor.

En el cuadro siguiente podrás ver cómo está configurado el costo de la Tarifa de la Luz de acuerdo en el mercado al que pertenezcas.

CUÁL ES LA TARIFA QUE TE CORRESPONDE

OTRAS OPCIONES DE TARIFA SON...

Tarifa plana

Debido a la nueva tarifa por horas se ha creado la tarifa plana de la luz. Con la tarifa plana el precio de la luz será el mismo durante todo el año. Las tarifas planas tendrán que ofrecerla las comercializadoras de luz como alternativa al PVCP.

*No se pueden incluir otros productos ni servicios adicionales

*El precio establecido será común para un año entero.

*Establecer un límite de penalización si se rescinde el contrato de forma anticipada. Será del 5%.

*Ofrecer la renovación de la oferta solo si el consumidor quiere.

Bono social

Consumidores que tienen menos recursos y que salen perjudicados de las subidas en el precio de la luz.
Aquellas personas acogidas al bono social obtenían un ahorro del 30%.

El bono social se aplica a las personas que cumplan con alguno de los siguientes requisitos:

*Potencia contratada menor de 3 kW en la vivienda habitual

*Pensionistas de 60 años o más que tengan una pensión mínima por jubilación, incapacidad permanente o viudedad.

*Familias numerosas. Necesario Carnet de familia Numerosa.

*Familias con todos los miembros en desempleo.

AJUSTAR LA POTENCIA

Uno de los primeros motivos para bajar la potencia contratada suele ser el ahorro. Por cada escalón o tramo de potencia, que puedas bajar, ahorrarás unos 50€ al año.
Pero además de conseguir reducir unos euros nuestra factura de la luz, también está el componente de eficiencia energética.
Buena parte de lo que pagas en tu factura es la potencia contratada: cada 1,15 Kw de potencia suponen casi 50 euros al año. Por eso es fundamental controlar cuánta potencia contratas.
Si en tu casa nunca han saltado los plomos, ni siquiera cuando pones a la vez la lavadora, el horno, el lavavajillas... Puede ser que tengas margen para contratar menos potencia de la que estás pagando.
Algunas razones para bajar la potencia pueden ser:

  1. La estructura familiar cambia. ¿Ahora sois menos en casa? Probablemente no consumas tanta energía ni necesites tanta potencia. Si sois más probablemente haya que subirla.
  2. Cambios en los hábitos de consumo. Si cambiamos electrodomésticos a otros que consumen menos, instalamos gas o paneles solares, tendremos menos consumo eléctrico y podremos bajar la potencia.
  3. Si nunca te ha saltado el ICP de tu vivienda. Esto es porque nunca has consumido más potencia de la que tienes contratada. Analiza bien cuánto consumes y si tienes margen para bajar la potencia.
  4. Para no dar de baja la luz. Si la vivienda no va a estar habitada por lo menos un año y no quieres dar de baja el suministro porque al volver a dar el alta tendrá un coste.

Bajar de potencia te costará aproximadamente 11€ y subir la potencia aproximadamente 60€.

APOSTAR POR LA DISCRIMINACIÓN HORARIA

Una tarifa con Discriminación Horaria es la mejor manera de ahorrar para casi todos los hogares.
Si eres capaz de concentrar al menos el 30% de la luz que consumes en horario valle (desde las 22 horas hasta las 12; desde las 23 a las 13 en verano). Los hogares que no tienen esta tarifa consumen de media un 50% en horario valle, por lo que sin esfuerzos adicionales podrían ahorrar 80 € al año en su factura de la luz.
La tarifa con discriminación horaria es una tarifa que se compone de dos periodos diferenciados, con un precio diferente para cada uno de ellos: el periodo valle, con un precio un 60% más barato que PVPC, y el periodo punta, con un precio un 25% más alto que la PVPC.

TARIFA DE DISCRIMINACIÓN HORARIA DE 2 PERÍODOS

TARIFA SUPERVALLE DE 3 PERÍODOS

La discriminación horaria está disponible tanto para los hogares que tienen contratada la tarifa regulada PVPC, (antes TUR, Tarifa Último Recurso) como para los hogares que están con una oferta en el mercado libre. Un estudio en 50.000 hogares ha descubierto que conviene a más del 86,2% de los hogares sin modificar sus hábitos de consumo. Es un gran porcentaje, sin embargo, solamente el 5 % de hogares tiene esta tarifa nocturna.

Cuando consumes entre el 28-30% en horario valle llegas al punto de equilibrio, es decir, no hay casi diferencia entre tener o no discriminación horaria. Lo que resulta increíble es que, a partir de ese punto, todo el consumo de horas punta que consigas desplazar a las horas valle te supondrá un 60% de ahorro.

Discriminación horaria supervalle.
Esta tarifa no solo contempla la modalidad de dos periodos, sino que también incluye la discriminación horaria en tres periodos para las tarifas de acceso 2.0DHS y 2.1DHS.
A diferencia de la discriminación horaria en dos periodos, este tipo de tarifa nocturna no diferencia las horas del día entre el invierno y el verano, lo que implica que siempre se dispone del mismo horario. Es una tarifa adaptada para quienes tengan autos eléctricos.
Algunas empresas cobran por cambiar de tarifa.

A manera de resumen te dejo un cuadro que muestra alguna de las posibilidades que tienes para ahorrar.